Noche tranquila

Saluda al portero y coge el tercer ascensor, manías suyas. Con un poco de suerte conseguirá subir sola y no tendrá que desearle ‘buenos días’ a algún desconocido con el que tenga que compartir un incómodo silencio. Cruza la puerta y se apresura a picar el botón de ‘cerrar’, y respira cuando el aparato empieza a subir. Aún le quedan 6 plantas para hacer el último repaso y comprobar que no hay rastro de las lágrimas derramadas la noche anterior. Se mira al espejo satisfecha: parece que el corrector de ojeras ha hecho su función. ‘Clinc’, sexta planta. A disimular durante lo que queda de jornada laboral.

La puerta se abre a su paso y la cruza con determinación. Toda la seguridad que le sobra en el trabajo le falta en las 16 horas restantes del día. Saluda a todo el mundo, efusiva como es ella y con una amplia sonrisa en la cara. Quién diría que lo que la remueve por dentro es justo lo contrario. Se acomoda en su mesa de trabajo, pequeña pero confortable. En el despacho no hay quién la detenga, es una fiera indomable capaz de solucionar la crisis más complicada.

-“Son más de las 20h, ¿qué haces aún aquí? Venga va, currante, que hoy es viernes y vamos a tomar unas cañas. ¿Te apuntas? Esta semana te lo has ganado”

Ella busca en el archivo mental de excusas. Vamos a ver cuál elige hoy:

-“Me encantaría, hace mucho que no salgo con vosotros. Qué lástima que, precisamente hoy, tenga que quedarme con mi sobrina. Mi hermana y mi cuñado tienen entradas para ir al teatro y les prometí que estaría con ella toda la noche. A la próxima, ¿de acuerdo?”

Ella sabe tan bien como sus compañeros que no habrá ‘próxima’. Se espera pacientemente a que todos se hayan ido. Pone las gafas encima de la mesa y se coge la cara con las manos. Fija la mirada hacia no sabe dónde y, sin previo aviso, empiezan a brotarle las lágrimas. Mira el reloj y se apresura. No puede alargarse más, tiene que volver. No se atreve a mirar el teléfono, porque sabe que habrá mil llamadas y WhatsApps pendientes de respuesta.

Abre la cerradura del portal y, cabizbaja, empieza a subir los peldaños de la escalera. Sabe que la puerta estará abierta y que la estará esperando. Se miran fijamente y él, a pesar de todo, aún es capaz de aguantarle la mirada y sonreír. Le da un beso fugaz. Rutinario.

Deja el maletín en la mesa de la entrada y cuando llega a la habitación empieza a desnudarse. Ya no lo hace con la sensualidad con la que solía hacerlo, consciente que él estaría observándola esperando el momento oportuno para amarla. Lo hace apresuradamente, intentando acortar los segundos de dolor. Él sigue esperando pacientemente como hacía antes. Se acerca y le acaricia la espalda, con cuidado. Ella cierra los ojos, expectante. Él sólo se limita a besarle los moratones que pintan su espalda.

Parece que, al menos, esta noche será una noche tranquila.

maltrato

Anuncios

La vida

La vida es ese padre que pasea a su bebé y se para en medio de la calle para acariciarle los mofletes, deteniéndose en sus marcados hocicos . Son esas amigas, compañeras y confidentes de toda la vida que se sientan en un banco hablando de todo y de nada a la vez. Es ese profesor que termina la jornada laboral y anda a duras penas mientras carga con los proyectos pendientes de corregir. Es esa joven que deambula sin rumbo sumida en sus pensamientos. Son esos desconocidos que aún no saben que, en un futuro no muy lejano, no podrán vivir el uno sin el otro. Es ese conductor novato que apoya el brazo en el reposacabezas del copiloto y da marcha atrás intentando controlar el juego entre embrague y acelerador. Es esa mujer entrada en años que se apoya en su bastón porque ya no puede hacerlo en su marido. Es ese niño a quién le ganan las ansias de correr y se encuentra con el brazo protector de su madre como si de un muro de acero se tratase.

La vida, al fin y al cabo, es el presente que olvidamos mientras intentamos planificar nuestro futuro. 

2016-02-18 17.40.04.jpg

Canet Rock 2015

Este sábado vuelve el festival Canet Rock, una serie de conciertos al aire libre que pretenden potenciar la cultura musical catalana. En esta edición se celebrará el 40 aniversario de la primera edición, que se hizo el verano de 1975.

Un total de 18 grupos y artistas en solitario actuaran des de las 16:00h hasta las 05:00h y ofrecerán una propuesta musical pensada para todos los públicos.

Estos son los horarios de las actuaciones:

16:00h Pablo and The Appleheads

16:45h  Lausana

17:10h Bikimel

17:35h Cris Juanico

18:10h Projecte Mut

18:45h Joana Serrat

19:25h Sanjosex entre amics

20:00h Joan Dausà BSO Barcelona Nits d’hivern

20:20h La iaia

20:55h Joan Dausà BSO Barcelona Nits d’hivern

21:15h Els Amics de les Arts

22:00h Companyia Elèctrica Dharma i Comediants

22:45h J.M Mainat canta La Trinca

23:10h La Banda Impossible

00:50h Els Catarres

01:55h La Pegatina

3:00h Lax’n’Busto

04:00h Oques Grasses

05:00h Txarango

Para ir calentando motores, la organización de Canet Rock ha creado una lista en Spotify con los temas principales de todos los grupos que pasaran por el escenario instalado en el Pla d’en Sala, en Canet de Mar.

 

San Juan

Llegó el verano y, con él, la verbena de San Juan. Una noche llena de fuego y magia que regala cada año momentos especiales a todos aquellos que lo celebran.

En Cataluña esta noche es conocida como la Revetlla de Sant Joan , la Nit del Foc o la Nit de les Bruixes, y es típico comer la coca de Sant Joan. En casa optamos por la tradicional, la de crema y la de chicharrones, y preparamos nata montada para que los más golosos (como yo) pudiéramos combinarla con nuestra favorita.

IMG_2800

Uno de los ingredientes principales de la velada son los petardos, que llenan las calles y el cielo de colores vivos y formas hipnóticas.

Otra de las atracciones principales son las hogueras, que se encienden para preservar a las personas más más allegadas de todo mal durante un año.

Estas son algunas de las fotografías que hice durante la noche. Espero que las disfrutéis tanto como yo mientras las tomaba.

IMG_2855

IMG_2862

IMG_3004

IMG_3006

IMG_2891

IMG_2999

IMG_2925

Nail Art con toque japonés

Muchas veces el mundo del Nail Art está reservado para artistas que hacen de sus uñas pequeñas obras de arte pasajeras. Pese a la dificultad que comporta, hay diseños que están al alcance de todos los públicos. Por ejemplo, hoy me he inspirado en diseños japoneses y con un poco de tiempo he conseguido el resultado que buscaba (y todo eso teniendo en cuenta que soy muy patosa con el tema de las uñas, aunque me apasiona).

Para hacer el diseño Sakura (o flor de cerezo), he usado cinco esmaltes distintos:

IMG_2789

  • Azul turquesa de Maybelline New York Mini Colorama, nº120: el color es precioso, aunque si no se usa una base transparente debajo deja la uña manchada. Creo que Maybelline eliminó la gama Mini Colorama, así que si lo encontráis a la venta estaréis de suerte. De todos modos, podéis encontrar el mismo tono en la gama Color Show de la misma marca.
  • Negro de Flormar Nail Art, nºNA12: el pincel de este esmalte es fino y permite hacer líneas y formas diversas (apto para gente que no tiene mucha maña para hacer diseños, como es mi caso)
  • Rosa pastel de Astor Perfect Stay, nº203 Tickle My Pink: este esmalte lo regalaban con la revista Woman Madame Figaro del mes de enero y fue un gran descubrimiento para mí. Es un color bonito y elegante, aunque tienes que aplicarlo dos veces para que destaque un poco
  • Fucsia de Flormar Supershine, nº44: el fucsia intenso que nos ofrece esta marca es ideal para usarlo en detalles minuciosos, como en el Nail Art que nos ocupa, o como capa única. Es uno de los primeros esmaltes que me compré y lo recomiendo muchísimo
  • Base de L’Oréal París, nº0: para dar el toque final a cualquier manicura es imprescindible añadir una capa de brillo para obtener el resultado deseado

Con un poco de imaginación (y paciencia), el resultado ha sido el siguiente:

20150617_190440
20150617_190452

Escriba

Todos tenemos la necesidad de escribir alguna vez en nuestras vidas. Y no, no me refiero a la escritura obligada para redactar una circular para tu escalera de vecinos o firmar alguna autorización. 

Es muy distinto, tanto como que lo que se plasma en cada palabra cuando escribimos de verdad es un pedacito de nosotros que está pidiendo a gritos salir de nuestro cuerpo. ¿Acaso no nos da un poco de miedo enfrentarnos a la hoja de papel en blanco? Quizás porque, a veces, también nos da pavor encararnos con nosotros mismos y analizar quién somos, qué pensamos y qué nos mueve.

En el mundo de la música valoramos los grandes compositores por mensajes potentes, letras que derrochan puro sentimiento y frases que sintetizan vivencias. Ellos se han atrevido a sentarse, cojer papel y bolígrafo y plasmar lo que la oralidad no les dejaba expresar. 

Así que, señoras y señores… Escriban. Y no lo hagan por mí, porque al fin y al cabo esto no es un ruego. Más bien es un empujoncito para que lo hagan por ustedes mismos. Si están tristes dejen que los puntos suspensivos cojan las riendas de su texto, si están contentos permitan que las exclamaciones exalten su estado de felicidad absoluta, si están desesperados dejen paso a los interrogantes para que ellos pongan de manifiesto las mil preguntas que tiene en la cabeza y no sabe contestar, … Haga lo que quiera, pero escriba.

  

Espíritu de superación en ‘Corrent cap a l’Imposible’

¿Y si Kilian Jornet no fuera el único que corre carreras de ultrafondo? ¿Y si la mayoría de personas que compiten en esta disciplina fueran gente normal, como tú y como yo, que siente auténtica debilidad y pasión por lo que hace y tiene que combinárselo con trabajo, familia, amigos y tareas varias?

Este es el caso de Albert Jorquera, periodista de Mundo Deportivo, que en su libro Corrent cap a l’impossible (Corriendo hacia el imposible) explica cómo se inició en el complejo mundo del ultrafondo y relata los momentos más especiales (y más duros) que ha vivido en carreras como la Ultratrail de Mont Blanc.

Des de las primeras líneas del relato Jorquera tiene la capacidad de cautivar el lector y empatizar con él desde la posición de corredor amateur ‘anónimo’. El propio periodista afirma que “sus tres grandes objetivos eran entretener, que el libro fuera útil y que motivara al lector, pero siempre teniendo los pies en el suelo y siendo muy honesto con un deporte en el cual llevamos el cuerpo al límite”.

Uno de los puntos fuertes de Corrent cap a l’impossible son las citas de libros que han publicado algunos ultrafondistas profesionales. Mediante estas menciones, se consigue una visión aún más amplia de la dureza de las carreras, la importancia de pasar periódicamente pruebas médicas, los entrenos, el material necesario para correr… y otros aspectos básicos que todos los ultrafondistas, tanto amateurs como profesionales, tienen que tener en cuenta.

Sin duda alguna, Jorquera ha vuelto a cruzar la meta y nos ha regalado un gran relato lleno de consejos, hazañas y éxitos, no sólo para aquellos que decidan seguir sus pasos y adentrarse en el mundo del ultrafondo, sino también para aquellos que se lo miran des de fuera.

Corrent-cap-a-limpossible

Datos de interés:

  • Título: Corrent cap a l’impossible
  • Autor: Albert Jorquera
  • Editorial: Cossetània Edicions
  • Número de páginas: 176
  • Precio: 15’30€